LaWebdelEmprendedor.Com.Ar

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Warning: strtotime() [function.strtotime]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Sao_Paulo' for 'GMT+3/-3.0/no DST' instead in /home5/lawebdel/public_html/libraries/joomla/utilities/date.php on line 56

Warning: date() [function.date]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Sao_Paulo' for 'GMT+3/-3.0/no DST' instead in /home5/lawebdel/public_html/libraries/joomla/utilities/date.php on line 198

Éxito y fracaso de la Pequeña Empresa.

E-mail Imprimir PDF

A continuación trataremos los requisitos básicos que intervienen en el éxito o el fracaso del mundo de la pequeña empresa.

Una buena dirección es la causa del éxito de las pequeñas empresas:

Una buena dirección es el factor que determina la supervivencia y el éxito. Por el contrario si la dirección es mala, el fracaso esta garantizado.

Recuerde que factores externos como pueden ser el clima económico, la competencia, la inconstancia de los clientes o la mala suerte, pocas veces son las que determinan el fracaso.

Una buena dirección es la capacidad de comprender, dirigir y controlar y gobernar una empresa de la mejor manera posible.

Se puede aprender a dirigir eficazmente antes de que la empresa tropiece una y otra vez con las  mismas piedras. Además recordemos que estando a la cabeza de una pequeña empresa no tendrá muchas oportunidades para equivocarse antes de que la lleve al fracaso...

Una buena dirección se basa en la suma de actividades cotidianas del director (actitudes, pensamientos y conocimientos).

Las siguientes cuestiones se basan en lo que uno piensa y sabe:

·        Hacer lo que considera importante para el éxito de la empresa.

·        Cómo concibe su papel y responsabilidades específicas como director o propietario.

·        Qué extensión del paisaje empresarial percibe y hasta qué punto capta o crea oportunidades para desarrollar o mejorar la empresa.

·        Qué parte de su actividad es incontrolable y cuáles podrá dirigir.

·        Dónde cómo y cuando distribuir los recursos para lograr el mejor rendimiento.

Las 10 claves para lograr el mejor rendimiento de su empresa.

Ser Objetivo:

Comprenda, la realidad es pequeña y no hay lugar para las ilusiones... Es normal engañarse a uno mismo, pero los hechos y requisitos de las operaciones de una pequeña empresa no admiten ser torcidos, negativos o saltados sólo porque el director o propietario imponga sus propias percepciones emocionales sobre la realidad del mundo de los negocios.

Algunas de estas manifestaciones son:

1.      Auto – alabanzas inconscientes: ven lo que quieren ver y solo eso.

2.      Desdén hacia las áreas de experiencia empresarial limitada: minimizan la importancia de las áreas en las que no tienen conocimiento y sobre lo que les queda por aprender.

3.      Rechazo del auxilio le cuesta solicitar o recibir consejos o ayudas, ni hablar de delegar actividades. Desconfían de las ideas ajenas.

4.      Aversión hacia los útiles de administración básicos y los procesos de dirección: como ser:

·        Evaluar el negocio analítica y creativamente

·        Diseñar controles empresariales básicos

·        Planificar para vender productos

·        Formar un equipo

·        Atender las necesidades de efectivo

·        Desarrollar planes de actuación específicos para alcanzar los objetivos prioritarios

5.      El aburrimiento que sobreviene cuando la empresa ya está en marcha: una vez creada la empresa, descuidan las tareas imprescindibles para el desarrollo del negocio.

El empresario exitoso es aquel que es realista y logra dejar de lado sus percepciones personales atendiendo al verdadero problema de la empresa. Un error no es una equivocación hasta que te niegas a corregirlo.

Recuerde: Lo sencillo en la pequeña empresa es lo eficaz:

Vaya dónde está el dinero, lo sencillo es lo eficaz.

En una pequeña empresa la eficacia es el poder aprovechar al máximo los recursos tan limitados con los que se dispone, para ello, hay que tener en claro el fin, las prioridades y los objetivos.

Proporcione productos y servicios excelentes que satisfagan las necesidades de sus Clientes:

Las empresas nuevas necesitan nuevos clientes para empezar el negocio, precisan clientes satisfechos si quieren sobrevivir y prosperar.

Si la pequeña empresa espera crecer necesita concentrarse en grupos de clientes relativamente pequeños, y debe atraerse a esos clientes con bienes y servicios de algún modo especializados o distintivos que satisfagan sus necesidades particulares.

Recuerde estas dos claves:

1.      Atienda las necesidades especiales y los intereses de grupos de clientes relativamente pequeños e identificables.

2.      Ofrezca bienes y servicios relativamente distintivos y fiables que cubran esas necesidades especiales.

Aprenda a comercializar:

Los productos no se venden a sí mismos. Las empresas deben llegar hasta los compradores potenciales. Deben hacer que sus productos y servicios sean accesibles. Además, han de enviar un mensaje muy persuasivo: que sus bienes y servicios beneficiaran a esos clientes.

Si bien la pequeña empresa puede comercializar sin un plan efectivo, lo mejor sería que si disponga de uno que le permita orientar estratégicamente sus actividades comerciales.

Hágase de un equipo vencedor:

Las empresas que triunfan son esfuerzos colectivos, no por poco se dice que el recurso humano es el factor principal de una empresa. Aparte de su propia clarividencia, energía y capacidad directiva, los empleados productivos son quizás el elemento más valioso de una pequeña empresa. Seleccionar, formar y dirigir una plantilla productiva son factores de fortuna o ruina para el éxito o fracaso de estas empresas.

Delegar el trabajo:

Los que no delegan o no pueden delegar, presiden empresas eternamente pequeñas o bien crecen caóticamente o desarrollan áreas problemáticas.

Tarde o temprano, si su empresa crece más allá de la fase inicial, debe usted aceptar la necesidad de una reorganización y especialización. Deberá entonces delegar gran parte del trabajo diario que solía hacer por sí mismo. Crecer con beneficios es delegar con eficacia.

Delegar le permite hacer esas cosas que mejor hace y aquellas que tienen una mayor incidencia sobre los beneficios de la empresa, le permitirá desarrollar todo el potencial de su plantilla.

Utilice registros contables que le permiten “comprender” y “Visualizar” la situación de su empresa:

El no utilizar registros contables que le permitan comprender la situación de su empresa es un error muy generalizado y muy perjudicial a la vez.

Sin registros ni controles financieros apropiados usted no puede comprender su empresa. Es evidente que un sistema de contabilidad, bien diseñado y que funcione, que le diga lo que necesita saber cuando necesita saberlo, es crítico en todos los aspectos del negocio.

No esté nunca sin efectivo.

Existe una realidad, en las pequeñas empresas escasea el efectivo

El fundador de una pequeña empresa normalmente ha invertido la totalidad de sus ahorros en la nueva empresa y también ha recurrido a sus familiares y amigos.

Conseguir el capital suficiente para financiar una nueva empresa adecuadamente es difícil de por sí, pero en todo comienzo hay pérdidas inevitables, así como planes y sorpresas que visitan a la empresa en cierne.

El efectivo, o la liquidez, es el aceite que lubrica todo el negocio. No puede permitir no disponer de efectivo ya que la falta de efectivo es la más implacable de las insuficiencias en la pequeña empresa.

Crecimiento Rápido, un factor peligroso:

Si el crecimiento se produce muy rápidamente tenga en cuenta que:

1)      Los beneficios corren peligro.

2)      La liquidez está amenazada, y estar sin efectivo significa estar fuera de juego.

3)      Es probable que los puntos fuertes se diluyan al desplazarse la empresa en direcciones inciertas para las cuales no está preparada.

4)      Controles administrativos establecidos pueden venirse abajo por el peso de nuevos flujos de papel.

5)      El personal es incapaz de asumir la acumulación de nuevos deberes y acrecentar sus obligaciones.

Comprenda su empresa en su totalidad.

Es casi imposible potenciar los beneficios sin una comprensión profunda y global de su empresa.

Esto es tener una visión global y objetiva no solo de su empresa sino también de su entorno y las relaciones que entre estas se produzcan.

Y... Recuerde:

No existe la formula que garantice el éxito, lo que se tiene es la experiencia y las lecciones de quienes ya han atravesado o se encuentran atravesando el camino al éxito.

Una dirección eficaz empieza y debe empezar antes de la entrada al mercado

Las pequeñas empresas no son empresas grandes en miniatura, precisan una comprensión y técnicas especiales. Tienen recursos limitados, escaso margen de error, no puede comprar el éxito, y debe ocuparse de su eficacia interna.

El papel central de director o propietario es: establecer el objetivo primordial, los valores y la identidad de la empresa. Fijar prioridades y metas y decidir sobre la distribución de fondos en la empresa. Hay que aprovechar lo mínimo al máximo.

-

 

 

Enlaces Recomendados

Recomendados