La gran mayoría de las personas interpretan inconscientemente que el éxito o el fracaso en todos los aspectos, se deben exclusivamente a factores externos e ingobernables. No existe nada más alejado de la realidad que lo anterior. Generalmente se tiende a rotular de exitosa a aquella persona \"perfecta\" a la cual todo le sale bien, que nunca se equivoca, siempre obtiene lo que quiere, y siempre tiene la razón, pues déjeme decirle que esa persona NO EXISTE! el éxito o el fracaso no depende de que tan bien nos vaya tanto económico, social, o culturalmente, muchos de esos aspectos ni siquiera dependen de nosotros mismos, el verdadero éxito o fracaso depende de como nosotros encaramos nuestras propias vidas, depende de nuestras decisiones, de nuestros valores, etc. O acaso usted podría decir que una persona es más exitosa que otra por el solo hecho de haber ganado un premio, acertado en un buen negocio, o haber estado en el lugar justo en el momento justo?, todo lo anterior no depende de nosotros mismos, depende de factores externos como ser la suerte, la casualidad, la coincidencia, o el propio destino.

El éxito o el fracaso es la manera con la que decidimos encarar nuestras vidas, por lo tanto depende únicamente de nosotros.

¿Alguna ves se ha preguntado que diferencia a una persona exitosa de una que no lo es?

Bueno, empecemos por el fracasado: una persona fracasada es una persona que baja los brazos antes de empezar, una persona que no confía en si misma, alguien altamente vulnerable a las opiniones de los demás, sumamente conformista, sin esperanzas ni ambiciones, alguien que no espera nada de la vida, no tiene animo de prosperar, una persona que antes de salir a luchar se da por vencida, que no intenta, no experimenta, no prueba, no se anima, no proyecta, se estanca, alguien que se preocupa más por los errores del pasado que por los aciertos del futuro, prefiere lo fácil, no se esfuerza por lo que quiere, espera que todo le venga servido, no tiene ideales, etc, etc, etc...

Ahora bien describamos al exitoso:

Una persona exitosa sabe lo que quiere y sale a buscarlo, no se conforma, siempre busca mejorar y progresar, confía 100 % en si misma, no se deja llevar por las opiniones negativas, se anima, experimenta, prueba, si se equivoca aprende de su error, si cae se levanta y redobla sus fuerzas, se nutre de Esperanzas, persigue sus ideales, si lo atacan se defiende, no se da por vencido, su perfil es real-optimista, escucha a los que lo rodean y aprende de ellos, aun en las peores situaciones buscará soluciones y verá el lado positivo, no se deja influenciar, busca la felicidad, sabe defender sus posiciones, conoce que el peor error es no intentarlo...

Si leyó atentamente lo anterior comprenderá que el éxito o el fracaso no dependen de que tan bien o que tan mal nos vaya en determinadas circunstancias o situaciones, tan solo dependerá de como nosotros encaremos esas situaciones y de nuestras intenciones para con ellas.

Algo puede o no resultar como fue planeado, pero no por ello seremos más o menos exitosos... 

Esta en su poder la decisión de ser alguien exitoso o fracasado, esta en su poder la decisión de como quiere vivir la vida...

-