El Plan debe incorporar los siguientes elementos como indicadores básicos: Mercado, Clientes, Ventas, Objetivos, Estrategias, Medios, Presupuesto.

El marketing es la combinación de actividades dirigidas a lograr, con beneficio, la satisfacción de las necesidades del consumidor, con un producto o servicio.

El Plan de Marketing (parte del estudio de mercado),  determina las actividades a desarrollar para lograr la satisfacción de las necesidades del consumidor, indica la estrategia para dar a conocer y despertar el interés por comprar el producto o servicio.

Dada la importancia de este documento es de vital importancia no solo para las grandes empresas, sino también para las pequeñas y medianas.

El Plan de Marketing debe incorporar los siguientes elementos: Mercado, Clientes, Ventas, Objetivos, Estrategias, Medios, Presupuesto.

Mercado: 

Se desarrollará su cobertura, definiendo si es un mercado local, regional, nacional o internacional. Si la distribución  es directa a los consumidores o minoristas, o requiere distribuidores, agentes o mayoristas. Si existe segmentación, es decir, si existe un grupo de clientes que compartan características comunes que les diferencien de otros (por ejemplo edad, sexo, estudios, etc.). Se deberá también describir cualquier cambio significativo que se haya producido en los últimos años.

Clientes: 

Se deberán conocer los principales clientes y su concentración, a través de la elaboración de un listado de clientes reales y potenciales consumidores de los productos o servicios, y de los principales compradores.

Ventas: 

Se describirán las tácticas que van a ser utilizadas, definiendo si se hará por venta on line u  off line. Se evaluará el papel que desempeña la publicidad, la promoción y las relaciones publicas. Se determinará el política de precios, de descuentos, etc.

Objetivos: 

Tomando como base los puntos anteriores, hay que precisar el fin que persigue una determinada campaña de marketing en la empresa. Los fines pueden ser de los mas diversos, por ejemplo: aumentar beneficios, dar contestación a la competencia, aumentar las ventas, introducir un nuevo producto o servicio, proporcionar mayor satisfacción a los clientes, etc.

Estrategia: 

Se trata de llegar a la combinación más atractiva, para los clientes reales y potenciales de la empresa, de los siguientes factores: envase, producto, precio, ofertas especiales, promoción, distribución física, distribución electrónica, venta personal y publicidad.

Medios: 

Se trata de la utilización optima de los medios existentes tales como prensa diaria local, regional, nacional, revistas, radio, TV, mailing, publicaciones sectoriales, acontecimientos especiales, etc. con el propósito de difundir el mensaje que se quiere transmitir del producto o servicio de la empresa.

Presupuesto: 

La asignación presupuestaria de un plan de marketing es una de las tareas más difíciles que se plantean en el seno de una empresa. Se pueden utilizar diferentes métodos para esta asignación, tales como gastar lo que se pueda, mantenerse al nivel de gasto de la competencia, aplicando un porcentaje sobre las ventas brutas, gastos por unidad, etc.

Cada uno de estos métodos tiene sus ventajas e inconvenientes y deben ser ampliamente considerados antes de tomar una decisión en esta materia.

Sea cual sea el método elegido, es fundamental que sea flexible a largo plazo.

Una vez desarrollado el Plan de Marketing, este no debe considerarse inamovible, puesto que tanto la empresa como sus clientes se encuentran en un entorno cambiante.

La empresa debe ir adaptándose a dicho entorno, evaluando de nuevo la realidad, depurando el plan periódicamente...

 

-