Creo que en la edición anterior ha quedado bien claro que cualquier idea de negocio puede ser adaptada a la red con tan solo un toque de creatividad e imaginación. Es por eso que hoy vamos a tratar acerca del camino que hay que hacer para llegar de la idea al negocio puesto en marcha en la red.

Muy bien en este punto tenemos una idea pero hay que llevarla a la práctica y para eso...

En primer lugar debemos realizar un Plan de Empresa:

Los elementos que destaco a continuación son los elementos mínimos que deberán ser considerados a la hora de confeccionar el plan de empresa: 

1.      Descripción del proyecto.

-         Referencia de la experiencia y objetivo de los promotores.

2.      Definición del producto o servicio a suministrar.

-         Descripción.

-         Necesidades que cubre.

-         Diferencias con productos de la competencia.

-         Existencia de algún derecho sobre el producto o servicio a comercializar.

3.      Planificación de los aspectos comerciales.

-         Análisis de mercado.

-         Estudio de mercado.

-         Plan de marketing.

-         Establecimiento de las redes de distribución.

-         Plan de compras.

4.      Estudio Económico-Financiero.

-         Determinación de los recursos necesarios.

-         Fuentes de financiación.

-         Presupuesto de tesorería.

-         Estructura financiera de la empresa.

-         Análisis de rentabilidad.

 Aspectos Importantes:

· Número de socios.

· Cuantía del capital social.

· Obligaciones fiscales.

· Régimen de la Seguridad Social.

· Responsabilidad frente a terceros.

· Tramitación administrativa.

El Plan de Empresa o Negocio es un documento indispensable, para que su hasta ahora idea se convierta en empresa. Si usted no tiene claro a donde quiere llegar (sus objetivos) llegará a cualquier lado. Recuerden la frase de Schopenhauer, "No hay viento favorable para el hombre que no sabe hacia donde va." En este documento usted especifica que quiere, cuando lo quiere y como hará para conseguirlo. Este documento debe contemplar todo lo necesario para que su nueva empresa pueda desarrollar todas sus actividades y alcanzar sus objetivos, teniendo en cuenta posibles inconvenientes y cambios de rumbos (por ej. surgimiento de nueva competencia). El plan de negocios es sin duda la columna vertebral de cada empresa es por eso que dedíquele el tiempo necesario para obrar sin cometer errores.

 

-