Son muchos los motivos por los que uno no puede darse el lujo de no estar presente en la red. Entre ellos se destacan:

  • Cantidad de usuarios activos: Internet ya supero los 4000 millones de usuarios ACTIVOS, cifra que no se detiene y seguirá creciendo. Esto nos acerca innumerables posibilidades. Pero también existe un problema debido a la cantidad de usuarios, y es que tendrás que encontrar la forma de "hacerte notar" o "destacarte del resto", y esta tarea no es nada fácil...

  • Costos de mantenimiento y gestión: Realmente los costos de mantenimiento y gestión son mínimos y en algunos casos nulos. Nada comparable con los requeridos en el comercio tradicional.  

  • Facilidad de administración: No podemos negar que es mucho más sencillo administrar un negocio en línea que uno físico, principalmente por la disponibilidad de horarios, la rapidez de contacto, etc. Además un negocio en línea, que opere a través de un sitio web correctamente automatizado, trabaja para usted las 24 hs del día los 365 días del año sin necesidad de que halla alguien detrás. 

  • Disponibilidad de horarios: A diferencia de un negocio tradicional, en uno en línea, uno puede administrar sus propios tiempos, sin necesidad de respetar estrictos horarios. Aunque existe una clara verdad: "cuanto más tiempo trabajes más y mejores serán tus resultados".

  • Formas de contacto: Internet nos alcanza incalculables formas de contacto, la más común, accesible, y rápida suele ser a través de las redes sociales. A la ves el correo electrónico también es una importante herramienta del marketing on-line. Es por eso que es muy importante conocer a fondo su funcionamiento a la hora de iniciar un negocio en la red.

  • Rapidez: El comercio electrónico es varias veces más eficaz que el comercio tradicional, funciona las 24 hs del día los 365 días del año, la facilidad y velocidad en las formas de contacto y comunicación favorece y mucho a concretar operaciones, ya que estas pueden llevarse a cabo antes de que su cliente pierda su interés inicial.

Estos son algunos de los beneficios que nos ofrece la red, existen muchos más, pero creo que estos son suficientes como para tomar una decisión acertada.

-